Feminismo en Mayo del 68

Washington, 1970. Marcha por la liberación de la mujer. Warren K. Leffler.

FEMINISMO EN TORNO AL 68

LA SEGUNDA OLA DE FEMINISMO

Hace ahora diez años, la filósofa Alicia Puleo resaltaba la relevancia del movimiento feminista en el entorno histórico y cultural de Mayo del 68, así como el silencio que las revisiones de aquel acontecer presentaban sobre la participación en él de las líderes feministas. Diez años después, y  a 50 años ya del 68, la omisión sigue siendo la nota dominante.
Paradójicamente, los movimientos de emancipación y reivindicación que protagoniza hoy el feminismo, pueden entenderse como una herencia de aquellos posicionamientos, una consecuencia, desafortunadamente retardada, de aquella lucha por la emancipación humana en general y por la liberación de la mujer, en particular, que tejió un contexto esencial para entender las corrientes reivindicativas del decenio, La eclosión de ellas en el mayo francés supuso un hito en el periodo, pero ni el único ni el más representativo de la segunda oleada del feminismo global.
La primera ola del feminismo, en el entorno cultural europeo, está asociada a la razón ilustrada y al pensamiento de Rousseau, con su fundamentación idealizada de la situación natural, endosando a la sociedad  el conjunto de males sobrevenidos, y entre ellos, el de la desigualdad entre hombres y mujeres. La privación de la educación sufrida por las mujeres, enmarcada por la relevancia de la pedagogía en el pensamiento de Rousseau, ocupa un lugar central entre las pensadoras del XVIII, como la inglesa Mary Wollstonecraft (1757-1797). Resulta curioso que, ya desde el comienzo de la lucha por la emancipación, la obra y la vida de las mujeres constituya un continuo, tanto en el contenido de las producciones, como en la perspectiva crítica sobre ellas, como ocurre en el caso de Wollstonecraft.
Dos siglos después, casi dos siglos y medio después, la segunda oleada y su conmemoración parecen afectadas por una necesidad homóloga. A mediados del siglo XX, la igualdad de oportunidades en educación continúa siendo una quimera y vertebra la vindicación del movimiento estadounidense conocido como Liberación de la mujer. Y engarzada con ese clamor por el derecho a la educación, reaparece también la reivindicación de libertad sexual, concretada significativamente en la legalización, a principios de los años 60, de la píldora anticonceptiva.

La píldora y los movimientos de liberación que rodean su aparición, son la cristalización de una sensibilidad de postguerra que encuentra en el Deuxième Sexe (El segundo sexo, 1949) de Simone de Beavoir el pistoletazo teórico. Aunque retardada, siempre retardada, por la guerra y postguerra europeas en este caso, la obra de la filósofa francesa acierta de pleno con dos torpedos en la línea de flotación de la epistemología patriarcal: las mujeres aparecen reducidas a un útero, y lo femenino, que se pretende derivar de esa “genitalización”, es un mero producto cultural. El acierto de S. de Beauvoir de momento es sólo editorial, y habrá que esperar a la segunda mitad de los 60 para que florezcan movimientos explícitos de reivindicación, aunque la atmósfera es propicia. Por ejemplo, en 1963, otra obra crucial aparece en escena: la autora estadounidense Bety Friedan escribe, desde el campo de la psicología social, La mística de la feminidad, un libro acerca de la identidad de las mujeres. Ella misma, importante activista, es quien en 1996, junto con Kate Millet y otras relevantes figuras del feminismo, fundan la National Organization of Women (NOW). Con el fin de la década se pone en marcha también el más decidido de las Redstockings.

Así, a lo largo de todo ese periodo que se conoce como “Segunda ola”, un número creciente de obras literarias, ensayísicas, cinematográficas y musicales van apareciendo en escena, si bien no es hasta finales del milenio, o bien entrado el siglo XXI, con la Tercera ola, cuando la “intelectualidad” y la historiografía comienzan a advertirlas en toda su profundidad y alcance. Y en eso estamos, con España en un limbo prolongado -aquí el 68 y la liberación sexual siempre vienen con una “ola de retraso”- cuando se rememoran los hechos de mayo en 2018, desde una perspectiva feminista débil aún, culposamente débil.

____________________________________

LECTURA

Para las mujeres, Mayo del 68 empezó en junio, de Andrea Olea en el Magazine online: Pikara, 11.05.2018 Lectura crítica y reflexión recomendada para alumnas/os de Bachillerato

Mayo del 68 y el feminismo“, de Alicia Puleo (Buenos Aires, 1952. Filósofa y profesora especializada en igualdad y ecofeminismo). Artículo publicado en su blog, justo hace diez años ahora, con ocasión del 40 aniversario de Mayo del 68.

El feminismo en mayo: actividades propuestas

  • Historia Contemporánea: identificación y contexto del concepto “Segunda ola feminista”
  • Valores Éticos: identificación de mujeres líderes y protagonistas en los episodios del mayo francés
  • Igualdad: búsqueda de información sobre obras y organizaciones de mujeres en los movimientos culturales de los 60
  • Filosofía, Valores éticos: análisis del concepto “emancipación”
  • Historia: elaboración de una línea de tiempo y síntesis de las sucesivas “olas de feminismo” en la cultura occidental