La Utopía de Tomás Moro

Tomás Moro, por Hans Holbein, el joven.

La isla “Utopía”, en el pensamiento de Tomás Moro

Texto introductorio (Nivel recomendado: 3º y 4º de ESO)

Conceptos: Renacimiento, humanismo, utopía

_____________________________________________

Tomás Moro (1480-1535), notable representante del humanismo renacentista, nace en Londres, y su gran obra, el Libro del estado ideal de una república en la nueva isla de Utopía, conocida sencillamente como Utopía, fue escrita en 1515 y editada por su amigo Erasmo en 1518. La importancia de la obra y su repercusión ha sido tal que su título se convirtió en un concepto filosófico, utopía, para referirse en general a algo imaginado, perfecto, inalcanzable, y en lo social a una organización ideal, perfecta, con aspiraciones análogas a las que había intentado Platón en La República.

La sociedad “utópica” de Tomás Moro se inspira en la “razón natural”, y en consecuencia dentro de la corriente del iusnaturalismo. Tomás Moro no es el único representante de la tendencia idealizante del Renacimiento: otros autores contemporáneos suyos, como Campanella con La Ciudad del Sol y Bacon de Verulam con Nueva Atlántida, especularon también sobre sociedades perfectas.

Si una democracia percibida como corrupta por Platón llevó al filósofo a diseñar un ejemplo modélico que contrarrestara su degeneración, como el de La República, Tomás Moro parte de la situación real en la Inglaterra de su tiempo, de la que su Utopía puede entenderse como crítica (Utopía es una isla), y frente a la que reclama renovación profunda en la vida política y social.

Utopía es una isla imaginaria, no existente en ningún lugar (etimológicamente viene del griego ou topos, no lugar) cuya organización política y social constituye un Estado Ideal. Tomás Moro se inspira en las noticias sobre el modo de vida en algunas tribus del Nuevo Continente, recién “descubierto”, a la hora de diseñar su sociedad ideal. En ella los habitantes viven felices, no existe la propiedad privada y desaparece en consecuencia todo tipo de avaricia y competitividad. La cooperación y la solidaridad las sustituyen, y los iconos de referencia para aquellos sentimientos, como el oro, pierden todo su valor.

La estructuración es democrática y el monarca vela por el bienestar material y espiritual de los ciudadanos, de acuerdo con los planteamientos propios de la “razón natural” aludida. Los habitantes de Utopía viven de la agricultura, trabajan seis horas diarias y lo hacen un día sí y otro no. El tiempo de ocio lo dedican a cultivar el espíritu y a trabajos para la comunidad.

Lógicamente, se parte de una situación pacífica en la que sólo se recurre a la guerra como defensa. Y existe la tolerancia religiosa, aunque deben compartir todos tres principios:

  • la existencia de un dios todopoderoso
  • la inmortalidad del alma
  • el premio y castigo en la vida futura.

La isla Utopía: actividades propuestas

  • Educación Plastica: ilustración de la “isla imaginaria” propuesta por Tomás Moro a partir de las representaciones y grabados sobre el “Nuevo Mundo” realizados en la Europa del Renacimiento.
  • Historia: contextualización de la Inglaterra contemporánea de Tomás Moro
  • Filosofía: conceptos de “Nuevo Mundo” y “Buen Salvaje”
  • Interdisciplinar: concepto de iusnaturalismo